Y me encanta…

Y me encanta, me encanta cada vez que sus ojos cruzan con los míos. Cuando me sonríe entre beso y beso o desde lejos, detrás de la barra. Sentir sus manos. Esas manos… Que no me creeríais si os digo que hacen milagros.

Y me encanta, me encanta cuando su cuerpo se estremece al morderle la clavícula. Cuando lo siento mío. Mío, fuerte y muy dentro.

Y me encanta, me encanta cuando me agarra fuerte y me acerca hacia él. Y siento su calor, mezclándose con mis ganas de hacerle mío nuevamente.

Esas ganas que no se van nunca.

Me encanta, me encanta como habla, como besa, como muerde, como mira, como canta, como respira, me encanta todo. Me encanta él.

Y perdona, perdona si mi único deseo es encerrarte en mi cuarto y no dejarte salir. Perdona si siento un cosquilleo en el cuerpo cada vez que te beso. Perdona si te quiero para mí las 24 horas que tiene un día.

Y ojalá tuviera más.

Y es que entre besos y hielo, palomitas y camisetas hawaianas, se que esto es el principio de algo muy grande.

                        – ¿Como qué?

                        – Como quién.
#BT

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s